05 noviembre 2014

Tarta de Calabaza {Pumpkin cake}


Ya es Noviembre, ha pasado la resaca de halloween y han terminado las calabazas con caras fantasmagóricas y velas en su interior, pero por suerte lo que no se han terminado son las calabazas para hacer esta deliciosa tarta de calabaza o más conocida con su nombre ingles: Pumpkin Cake. 
Os cuento un secreto.... nunca había probado la tarta de calabaza, jamás, a pesar de ser un clásico de la repostería americana. Es muy típico preparar el pumpkin cake para Thanksgiving Day (el día de Acción de Gracias). A pesar de nunca haberla probado, cuando le pegué el primer mordisco, me pasó una cosa que únicamente me ocurre con lo que me gusta realmente: me supo a Navidad. Es un sabor tan especiado, me recordaba a cuando era pequeña, es un sabor que te apetece comerte un trozo bien tapada con una mantita y una taza de té.


Hay varias clases de calabazas, yo utilicé la calabaza-pera, usando la parte del cuello que no tiene pepitas. Si utilizáis una calabaza con pepitas, tendréis que quitarlas todas. Para realizar esta tarta, necesitamos preparar varias cosas con antelación, así que recomiendo empezarla hacer el día de antes de consumirla.

EL DÍA DE ANTES

Comenzamos preparando el mix de especias para calabaza:


Lo siguiente que debemos preparar con antelación es el puré de calabaza. Para ello necesitaremos aproximadamente 1,3 kg de calabaza cruda con piel. Lavamos bien, cortamos a trozos y ponemos en una fuente forrada con papel de horno. Ponemos la calabaza con la cascara hacia arriba y tapamos con papel de aluminio. Esto hará que el vapo que se forme, haga que se ase en el horno y nos quede blandita, impidiendo que se forme costra tostada. Horneamos a 200º durante 1 hora aproximadamente. Sacamos del horno, dejamos templar y separamos la pulpa de la corteza de la calabaza. Veréis que se despega fácilmente. Trituramos, pasamos por el pasa-purés y dejamos reposar el puré en la nevera sobre un colador para que suelte toda el agua que tiene, Guardamos en la nevera.


El ultimo paso del día de antes es preparar la masa quebrada. Podemos usar una refrigerada del super, pero con lo fácil y rápida que es de preparar yo  creo que no vale la pena. En realidad la masa quebrada, con hacerla un par de horas antes de empezar a preprar la tarta hay suficiente, pero a mi me gusta dejarla lista del día anterior. 

Ingredietes
  • 250 gr. de harina
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 90 gr. de azúcar glass
  • 1 huevo M
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de agua muy fría
En un vaso, ponemos un hielo y dejamos que se derrita el rato que tardamos en amasar.
En un bol, ponemos la harina junto el azúcar y la sal. En Incorporamos el huevo y la mantequilla troceada. Vamos amasando con las manos, haciendo como migas con la mantequilla y la mezcla de harina. Cuando ya esté todo amasado en una bola (bastante seca), agregamos la cucharada de agua. Seguimos amasando hasta que quede absorbida y repartida por la masa. Es una masa que no debemos de trabajar demasiado. Envolvemos en papel de film y guardamos en la nevera por un par de horas como mínimo.


Y ahora sí que ya lo tenemos todo listo para el día

Tarta de Calabaza
Ingregrientes

  • Pure de calabaza
  • 2 cucharada de mix de especias para calabaza
  • 3 huevos M
  • 180 gr. de azúcar moreno 
  • 170 gr. de nata 35% como mínimo MG
  • 130 gr. de leche
  • 1 cucharada de vainilla en pasta
  • 1 pizca de sal
  • Masa quebrada
Empezamos forrando un molde de pie tal y como explicamos en el paso a paso de la tarta fría de limón: Untar un molde de pie con spray antiadherente. Cubrir el molde con la masa quebrada y ajustar a los laterales. Cortar las sobras de masa con el rodillo (no las tiramos), pinchar toda la superficie para que no se hinche al hornearlo (aunque luego le pongamos legumbres). Poner papel de horno encima de la masa y rellenar con garbanzos secos.Metemos el molde en la nevera durante al menos 30 minutos y pasado este rato horneamos con garbanzos secos durante 12-15 minutos a 190º.


De mientras se enfría en la nevera vamos preparando el relleno de calabaza. Mezclamos el puré, el mix de especias, los huevos, el azúcar, la vainilla y la sal. Cuando tengamos una masa homogénea le añadimos la leche y por último la nata y batimos hasta que esté bien mezclada. Reservamos.

Cuando hayan pasado los 12-15minutos de hornear la base, la sacamos del horno y rellenamos con la mezcla de calabaza. Hornear durante 30-35minutos más a 190º o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio. Si vemos que se tuesta demasiado la masa le ponemos papel de aluminio por encima.


Sacamos y dejamos enfriar. Si es un molde desmontable, esperamos 5-10 minutos desde que lo sacamos del horno para sacarle el aro exterior.

Con las sobras de masa quebrada que nos han quedado, las amasamos y cortamos con un cortador de galletas con forma de hoja. Horneamos durante 7-9 minutos o hasta que se vean los bordes tostados.


Podemos decorar con un poco de nata montada con apenas azúcar para que contraste con sabor dulce de la calabaza especiada, justo antes de servir. Ponemos las galletas de masa quebrada y listo para disfrutar!