24 enero 2014

Utensilios básicos en nuestra cocina

Creo que todas empezamos haciendo unas galletas de forma ocasional, por hacer algo una tarde de lluvia. Luego, te animas a hacer un bizcocho de los de toda la vida y llamas a tu abuela. Te dice cuantos "yogures" de aceite, harina y azúcar le tienes que poner al molde del "pastel". Porque claro, no hay duda alguna que las medidas de yogur y ese molde, de toda la vida, que sirve para todo lo que vaya al horno, es lo único que necesitas para pasar un rato en la cocina.


Luego decides usar la tecnología y mirar una receta por Internet.... y ahí empieza el drama. ¿Cups? ¿Un cuarto de cucharadita de bicarbonato? ¿Amasadora? ¿Espátula plana o inclinada? Pues bien, como todos nos hemos sentido un poco perdidos al principio, vamos a explicar cuales son los utensilios básicos para defendernos y empezar a hacer nuestras primeras delicias en la cocina.



Libreta de recetas. 

Si, lo sé, no es nada habitual que se considere un utensilio básico, pero para mí es el esencial. Anotaremos cosas que no queremos olvidar, trucos que vayamos descubriendo,las próximas recetas que queremos hacer, las temperaturas de nuestro horno, recetillas que creemos nosotras mismas... etc



Balanza

La balanza es imprescindible, porque al contrarío que en la cocina tradicional que se trata más de instinto (un poquito de sal, una cucharada de comino aunque la receta no lleve... y si le echamos queso?), la repostería es química. Tenemos que usar las proporciones exactas, ceñirnos a la receta, sino será un desastre, muy denso, no subirá o directamente quedará liquido. 

Es importante medir bien los alimentos, y tener una buena balanza de cocina. Una digital, que tenga la función "tara" y que mida por lo menos en gramos y decilitros.



Jarra medidora

Un poco en la linea de lo mencionado anteriormente, la jarra nos ayudará con distintos líquidos a conseguir medidas exactas. Vale la pena invertir en una buena, que no se estropee al lavarla en el lavavajillas y que sea apta para microondas.


Cucharas medidoras


Nos serán muy útiles a la hora de realizar recetas inglesas o americanas.

Muchas recetas nos vienen las proporciones de los alimentos en "cups" y el problema de pasarlas a gramos o mililitros es que no pesa lo mismo un "cup" de harina, que de leche o de azúcar.

Pasa lo mismo con los "teaspoon". Son medidas estandarizadas de cucharada y cucharadita, que corresponden a 15ml y 5ml. 

Estas cucharas medidoras son preciosas y las podéis encontrar aquí.


Batidora


Una batidora eléctrica es imprescindible. No quiere decir que os tengáis de primeras que comprar una fabulosa y preciosa KitchenAid en color frambuesa como la que aún no me creo que tenga como sueño yo en tener.... Con una normalita de doble varilla tenéis suficiente. Si puede llevar el accesorio de amasar, pues mejor, que mejor.

Hay batidoras eléctricas desde poco más de 25€ y con pié a partir de los 40-50€.

Lengua o espátula de silicona.

Las espátulas de silicona se utiliza para prácticamente todo, sobretodo para verter masas o ingredientes, rebañar bols, mezclar a mano, etc... Yo tengo de varias medidas y son de las mejores compras que he hecho, las utilizo para prácticamente todo.

Colador o Tamiz

Nos servirá para tamizar la harina y otros ingredientes como la levadura, el cacao, el azúcar glas, etc. En el

caso de que uséis un colador (como yo) es importante que compréis uno bueno, ya que los de los bazares en poco tiempo se os empezara a oxidar y hacer imperfecciones en la malla.


Es muy importante no saltarse el paso del tamizado, ya que con esto conseguiremos masas más finas y sin grumos, repartiremos uniformemente la levadura y airearemos la harina, para obtener como resultado, bizcochos más esponjosos.