16 octubre 2014

Tarta fría de Lima - Limón (paso a paso)


¡Estoy muy contenta! Ester de La Cuinera tiene un nuevo curso: Club Cocina, y empezó la semana pasada. Es sobre temas de la cocina básica, cortes, cocción, filetear pescado, etc, es genial! De momento ayer hice un sofrito de tomate que #madremiadelamorhermoso. Animaros a hacer sus cursos, son una pasada, igual de pasada que la receta que os traigo hoy: Tarta fría de lima-limón!

Hoy a prenderemos paso a paso como se prepara el forrado de un pie (tartaleta), para que nos quede una base perfecta para cualquier relleno. En este caso os propongo una tarta de lima-limón que hará las delicias de los más golosos. Es una tarta dulce con un toque ácido que le da un contraste que hace salivar hasta al más sosainas!

Ingredientes
  • Masa quebrada
  • 500gr de queso Philadelphia
  • 200 gr de yogurt griego
  • 140gr de mantequilla
  • 2 yemas de huevo + 1 huevo entero
  • 220gr azúcar
  • 5 hojas de gelatina
  • 1 ralladura de limón
  • 200ml de zumo de lima
  • 10gr de maicena
Untar un molde de pie con spray antiadherente. Cubrir el molde con la masa quebrada y ajustar a los laterales. Cortar las sobras de masa con el rodillo, pinchar toda la superficie para que no se hinche al hornearlo (aunque luego le pongamos legumbres). Poner papel de horno encima de la masa y rellenar con garbanzos secos. Con el horno precalentado a 190º, hornearla durante 15 minutos. Sacar del horno, retirar las legumbres y el papel de hornear, y hornear 10 minutos más.



Poner tres de las laminas de gelatina en agua fría 5 minutos. En el bol de la mezcladora eléctrica el zumo de limón, el yogurt griego, 80gr de azúcar y el queso Philadelphia. Batir hasta que quede cremoso. Calentar a fuego bajito las hojas de gelatina hidratadas. Retirar del fuego, añadirle un par de cucharadas de la crema y remover hasta que se deshaga la gelatina. Añadirlo a la crema de queso y batir de nuevo. Rellenar la base del pie con la crema de queso. Meter en el frigo 4 horas, o 1/2 en el congelador.


Poner las dos laminas restantes de gelatina en agua fría 5 minutos. Calentar el zumo de lima con 80 gramos de azúcar y la mantequilla. Batir el resto de azúcar, el huevo, las yemas y la maicena, juntarlo con el zumo caliente y volver a calentar al fuego lento, removiendo sin parar. Cuando comience a espesar, retirar del fuego y añadir las hojas hidratadas. Remover hasta que se deshagan por completo.


Repartir la crema de lima por encima de la crema ya fría de limón. Refrigerar mínimo un par de horas en la nevera.


¿A que es super fácil? Pues animaros a hacerla! El contraste dulce ácido está buenísimo :)