20 abril 2015

Tarta de manzana en skillet


La tarta de manzana es una de las tartas más versionadas que conozco. Todas distintas, con la manzana como protagonista, la encontramos en las gastronomias de un montón de países, como la Tarta Tatín de la cocina francesa o la Apple Pie tan mítica en Estados Unidos que incluso la llaman American Pie.

Yo recuerdo de siempre a mi abuela , preparando un bizcocho esponjoso y colocando con cuidado decenas de laminas de manzana, perfectamente ordenas en la parte superior, cuando ya estaba horneada la barnizaba con mermelada de manzana o ciruela. Lo pienso y me vienen un montón de recuerdos en la mesa del comedor del pueblo, esperando al postre del domingo.


Pues bien, hace unas semanas, por fin  decidí a compararme una Skillet de Le Creuset aprovechando una fantástica oferta que había en Claudia&Julia. Tenía muchas ganas de tener una, totalmente polivalente, para el fuego (tanto gas como inducción) y para poner directamente al horno. Me decidí por la de 20 centímetros en color negro, es taaaaan bonita, que sólo pienso en recetas para hacer en ella.

Así que la primera receta no podía ser otra que una tarta de manzana, si no disponéis de una skillet o sartén válida para horno, podéis hacer la en un molde para tarta de los de siempre.

Aprovechando que se acerca uno de mis días preferidos del año, Sant Jordi, dispuse las láminas de manzana formando una rosa, como la que creció de la sangre del dragón cuando Sant Jordi, un apuesto príncipe mató al dragón que se iba a comer a la hija del Rey, una preciosa princesa, según cuenta la leyenda ♥


TARTA DE MANZANA EN SKILLET
Receta por Laia Bayot
Molde: Skillet (20cm) de Le Creuset

INGREDIENTES
  • Una lámina de masa brisa
  • 2 Manzanas Pink Lady
  • 100 gr de azúcar
  • 3 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de miel
  • 20 gr de mantequilla fría (en trocitos pequeños)


Lo primero es preparar el caramelo: En un cazo, mezclamos el azúcar y el agua, y derretimos a fuego medio-alto. Sin remover, vamos vigilando que no se queme, cuando ya tenga el "color" retiramos y volcamos el caramelo en una hoja de papel de horno que tendremos lista. Dejamos endurecer y cunado esté frío rompemos en pedazos.

Lavamos muy bien las manzanas, yo como quería formar una rosa, utilicé unas Pink Lady, con un color bien bonito. Descorazonar las manzanas y cortarlas por la mitad de arriba a abajo. Con la ayuda de una mandolina cortar finas láminas transversales. Para que nos e ponga fea y se oxide la manzana, ir poniendo las laminas en un cuenco con un poco de zumo de limón.

En la skillet o fuente de horno que vayamos a utilizar, ponemos la masa frisa de manera que lo que sobre por los bordes no lo cortamos, le hacemos un borde grueso como el de una pizza, y pinchamos la masa para que no suba. Precalentamos el horno a 200º, sobre un papel de horno encima de la masa, colocamos unas legumbres secas y horneamos 10 minutos.


Sacamos del horno, con cuidado que quemará todo mucho, retiramos las legumbres y el papel de horno y untamos la base con la miel. Vamos colocando las láminas de manzana de fuera hacia adentro, montándonos un poquito sobre la anterior, imitando los pétalos de una rosa. Cuando la estén todas colocadas, repartimos los trozos de caramelo y mantequilla por toda la tarta. Horneamos a 180º durante 20 minutos.

Retiramos del horno y dejamos templar. Podemos servir con helado de vainilla para una buena merienda. ¡A disfrutar!